Fin del Capítulo

libro

Muchas páginas se habrán escrito de esta historia que se habrán perdido en el tiempo y en la memoria, pues sólo sus protagonistas sabrán con certeza lo que sucedió durante tanto tiempo, y ni siquiera existe la seguridad de que en las páginas siguientes quieran seguir conservando aquellos recuerdos. Esta es una decisión exclusiva de ellos, pues el escritor de esta historia ha pasado a ser un espectador mas, que si acaso lo único que hace es dar un poco de orden a los hechos que sus personajes decidieron realizar.
Probablemente esta historia sea una de tantas, pues al final todas se parecen. Incluso por eso tal vez ni siquiera valga la pena recordarlo, eso ya no preocupa al escritor, pues hasta este punto la historia ya se ha escrito y sus páginas se han perdido irremediablemente. No hay posibilidad de volverla a escribir, pues aunque tal vez no recuerden con certeza lo que sucedió, al menos sabrán que algo sucedió, y que no podrá volver a pasar. Así que, tanto a quien escribe como a quien lee, sólo les queda adivinar el final que decidan darle aquellos desafortunados personajes a esta historia.
Y fue así que el cambiar de las páginas nos trajo al fin de este capítulo. El problema es que es un final escrito con puntos suspensivos que no dicen nada. Después de tantas líneas no hay un epílogo que nos diga que fue lo que pasó. La coincidencia entre líneas de estos personajes no condujo al final esperado. Sin embargo, la moneda del destino de los protagonistas queda en el aire.
¿Que pasará cuando su tinta caprichosa vuelva a escribir sus nombres en la misma página? ¿Podrán ellos rehusarse a cumplir con su parte del diálogo y actuar por voluntad propia? ¿Serán capaces de olvidarse del protocolo y de saludarse con sinceridad? Quien sabe. Probablemente sea mas fácil esconderse detrás del número de página o bajo el guión de la conversación ajena que quedarse parados en medio del salto de línea espacioso e incómodo que separa 2 párrafos sin nada en común.
Probablemente aquellas páginas en blanco al final de este capítulo fueron intencionales porque no había algo mejor que decir. O ¿Habrá sido porque nunca tuvieron el valor suficiente de dejar marchar explícitamente aquello a lo que se aferraron con tanta fuerza durante tanto tiempo por miedo a no querer hacerse responsables de sus propias decisiones.
De cualquier modo fue la ambigüedad la que se impuso en este juego de esperar el siguiente movimiento del oponente en una partida de ajedrez con 2 reyes solitarios en un mar de blancos y negros. Lo único que les queda por hacer es darse la mano gentilmente y felicitarse por el excelente encuentro ocurrido; pero sobre todo, aprender a “empatar”, porque en estas cosas no siempre se gana o se pierde…

Tal vez entonces tengan que acostumbrarse a vivir con la nostalgia del recuerdo de lo que ocurrió, aunque lo mas horrible de esto sea saber que hay cosas que jamás podrán compartir o platicar con nadie mas, dejando escapar de cuando en cuando la sangre por las comisuras de sus labios de las lenguas que se tuvieron que reprimir y las mentiras piadosas que se tuvieron que decir en su lugar.
Solo restará esperar a que la virtud de perdonar pueda encontrar sitio en sus corazones y puedan encontrar el verdadero significado de lo que sucedió y pueda ser el recuerdo cariñoso y sincero lo que prevalezca de esta guerra cruel y sin sentido.

Quizá el verdadero final de esta historia no existe. Muchas páginas en blanco habrán de quedar al final de este libro. La única alternativa será entonces cerrar el libro y guardarlo en algún rincón de la memoria. En el rincón de los recuerdos que no sucedieron, pues ¿de que sirve tener un libro cuya trama aparece ilegible por todos los párrafos acomodados ya sin sentido y cuyo final no existe?.

 

Y entonces, cuando todo esto se haya hecho, el escritor tomará una hoja en blanco, y volverá a comenzar de nuevo…

You may also like...

4 Responses

  1. Efrenk says:

    Y el final?… (Así, con puntos suspensivos) Por cierto, veo que ya agregaste el plugin para darle seguimiento a los comentarios =)

    • Carlos Alfonso says:

      ♪ Que yaaaa te dijeeee que no existeeee ♫ ¡jajajaja!

      Cuando lo encuentre te aviso, aunque prefiero no hacerlo, porque el día que lo encuentre será el último.

      Por cierto, espero que sirva el plugin, sino será hora de hablar con los de sistemas ¡jajaja! (Hello IT? Have you tried to turn it off and on again?)

      ¡Saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.