Ensayo Sobre La Ceguera – Ejercicio de Reflexión Social

retratoDeLoEterno

“…Sería solo una fatiga infinita, unas ganas locas de envolverse así misma, los ojos, ah, sobretodo los ojos, vueltos hacia dentro, mas, mas, mas, hasta poder alcanzar y observar el interior de su propio cerebro, allí donde la diferencia entre el ver y el no ver es invisible…”

Esta frase encierra la esencia fundamental de la historia. Si bien, “Ensayo Sobre La Ceguera” es una historia que gira en torno a una epidemia que deja a la gente literalmente ciega, son innumerables las analogías y comparaciones entre situaciones en las que la gente no ve porque no puede y las otras en las que la gente no ve porque no quiere. Mas interesante aún es la invitación a la reflexión sobre la ceguera social que nos está afectando ahora. Lo mas triste es la idea de que no se necesita que le priven de mucho para que el ser humano se olvide de todas las reglas de convivencia, incluso las mas básicas, y se entregue al instinto de supervivencia aún a costa de otros.

Así es como la historia se desarrolla en un inicio. Ha habido un brote de una enfermedad nueva pero la situación está controlada. Hay bastante información disponible y la colaboración de las personas involucradas. Así mismo el gobierno ha implementado sus mecanismos de control y todo en teoría está preparado para que la situación se resuelva en un ámbito de civilidad. ¿Que es lo que puede salir mal entonces? A través de una narración muy metódica es como vamos conociendo el desarrollo de los acontecimientos. La forma de proceder de todos te convence de que habrá un pronto desenlace donde todo saldrá bien. ¿Entonces donde está la trama? La trama está en todas las cosas que poco a poco van saliendo mal por ser simplemente una situación extraordinaria, y aún cuando todos los planes van fallando uno por uno, el lector sigue convencido de que hay que conservar la calma y pensar en una solución racional. El lector se resiste a dejar que los protagonistas se vean arrastrados por las circunstancias a actuar como las demás personas que han perdido ya la razón y la esperanza y se dedican exclusivamente a sobrevivir.

“…Bajamos todos los escalones de la indignidad, todos…”

De este modo es como ilustra uno de los protagonistas la forma en la que poco a poco fueron recorriendo esa espiral decadente en cuyo fondo no existen ya valores humanos de ningún tipo. En el transcurso de esa espiral se fueron perdiendo la dignidad, la moral, la vergüenza, la empatía, la solidaridad, la gentileza y otros valores mas. Fue en su lucha de cada día por sobrevivir que poco a poco se fueron despojando de estos valores como si se tratara de adornos innecesarios de la humanidad, olvidando que son lo que nos separa de los animales; y es sin embargo en el fondo de aquella espiral que animales y humanos son indistinguibles.

Definitivamente es una lectura recomendada como ejercicio de reflexión. Insisto en que no es necesario que nos quedemos físicamente ciegos para saber que la sociedad en general está ciega. Esa ceguera no es otra cosa que la apatía y el desinterés con el que vivimos y convivimos con los demás.

Vale la pena mencionar tambien el estilo bastante particular en el que está escrita la historia. Es prosa en su forma mas básica y primitiva. Se caracteriza por capítulos enteros donde tanto el punto y aparte como el punto y seguido están prácticamente ausentes. El uso excesivo de la coma y la narrativa apresurada pueden poner en aprietos por la ausencia de un punto en la lectura en donde el lector pueda detenerse a ordenar e interpretar lo que acaba de leer. Todo pasa muy rápido y es difícil encontrar un punto en el que se pueda dejar la lectura para después. No hay de otra mas que leer capítulos completos. Pero conforme el lector se va habituando al estilo, termina por disfrutar esa fluidez que permite avanzar rápidamente en la trama, hasta terminar enganchado en la lectura y la necesidad apremiante de conocer el desenlace.

No me queda mas que recomendar ampliamente la lectura de esta historia, cerrando con una frase del narrador omnipresente que insinúa que es aparentemente mas fácil hacer las cosas que están mal que las cosas que están bien… ¿Sera?

“La virtud siempre encuentra escollos en el durísimo camino de la perfección, pero el pecado y el vicio se ven favorecidos por la fortuna”

 

You may also like...

2 Responses

  1. towanda says:

    tengo q leerlo! la peli no me gustó :s, tal vez puedas verla para intercambiar impresiones 😉

    • Carlos Alfonso says:

      Ah… pues ya sabes como son estas cosas. Una película basada en un libro es siempre la interpretación del director de lo que leyó. Y siempre se quedará corta. Tal vez haya que hacer una lista de las películas que hayan superado a los libros en los que se hayan basado (que no creo que sea muy extensa).

      En todo caso, una película basada en un libro será siempre un complemento de éste.

      ¡Saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.