Satisfacción

satisfaccionDe este razonamiento matemático se puede deducir lo siguiente:

  • Ten expectativas mínimas de todo, así la realidad siempre las superará y tu satisfacción con lo sucedido tenderá hacia el infinito.
  • La realidad es una constante, lo que varía en nosotros son las expectativas. 2 personas pueden tener expectativas diferentes de la misma cosa, y por tanto grados de satisfacción diferentes.
  • Odio las matemáticas…



Fe de Erratas: Tengo que reconocer abiertamente que me equivoqué en la publicación original. Se podía leer “espectativas” cuando la palabra correcta es “expectativas”.
Gracias a Victor Efren por la correción y por que no estará jodiendo en el futuro si pongo esta leyenda. De todos modos ya apliqué el “Gran Hermanazo” y ustedes nunca lo recordarán… mmm momento, bueno, que mas da, el individuo es débil…

You may also like...

3 Responses

  1. Kena says:

    amo las matemáticas!! :p

  2. Lupis says:

    Primo, según la ley de atracción, si esperas poco, poco tendrás… se supone que debemos mirar a donde queremos llegar y hacia allá iremos… o no?? se supone que es física cuántica y todas esas mafufadas…
    La satisfacción es, creo yo, la forma en que uno mismo mira lo que ha logrado según las metas que te vas poniendo en el día a día… será que me afectó el 14 de febrero o tendré algo de razón jejeje

  3. Carlos Alfonso says:

    Claro, tampoco hay que olvidar que nosotros somos responables de lo mucho o poco que llegue a sucedernos. La verdad es que creo que hay que trabajar al nivel de nuestras expectativas. Si quiero mucho, pues tengo que trabajar mucho.
    El problema está en que muchas veces queremos (=expectativas) que las cosas lleguen mágicamente a nuestra vida… y entonces nuestra satisfacción tenderá a 0, porque (spoiler!!) la magia no existe (=realidad)… 😛

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.