Rumbo y destino

“…el pasado y el futuro solo existe hoy”

Afortunadamente no todo estaba perdido. El camino a casa que alegra el ánimo decaído guardaba un secreto que al parecer había olvidado.

Una mochila azul que me parecía familiar avanzaba tranquilamente unos metros frente a mí. La casualidad disfrazada de intención aceleraba mis pasos hasta alcanzarte. Si lo pensamos bien era una coincidencia bastante probable, después de todo tu casa estaba a la vuelta de donde yo tomaba el camión.

Así es como volvimos a esas caminatas después de la escuela, andando sobre estos pasos que ya habíamos andado antes. Y era agradable.

Solo el presente y solo unos cuantos pasos. Las dificultades escolares y problemas de la vida diaria seguían ahí al llegar a casa. Y estaba bien, por el momento.

Aquí, o en otros mundos, en otras vidas, nuestro rumbo y destino iniciarían siempre sobre estos pasos.


You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.