De las amistades y las personas

“My every attempt to evade the end of the road”

Las cosas no volvieron a ser igual en el trabajo, por lo que simplemente me concentré por completo en mis labores, tratando de no interactuar con nadie, en especial con Borja. Me sentía particularmente molesto, aunque también un poco lastimado en el orgullo, porque si alguna vez consideré a Borja mi amigo, fue precisamente por eso que tuvo la capacidad de hacerme más daño. Son las personas más cercanas las que tienen más potencial de lastimar.

Trataba de asimilar todo lo sucedido. Era inevitable pensar en esto al escuchar a Slipknot, que recién había ingresado a mi memoria musical, gracias a Borja, quien acertadamente me recomendó este disco antes de mostrar su verdadero ser.

Antes de dar la vuelta a la página era importante señalar la lección que todo esto dejaba, algo que he podido comprobar con el tiempo una y otra vez:

Ni las malas personas pueden ser buenas amistades, ni las buenas personas ser malas amistades.

Procuro acompañarme de personas que pasen esta prueba. Antes de que se me olvide.


You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.