El bosque de la memoria

“Treasure hunter and trail worn traveler”

Ir a casa de mi mamá, aunque fuese un par de días, era como ir a un mundo en otra dimensión. Supongo que se debía en parte al hecho de que en otro lugar tenía otra casa.

Es extraño que este sea de los recuerdos más específicos que tengo de esos días, probablemente porque al ser otra casa, era también otra la rutina.

Mi mamá y mi hermana tenían cada quien su cuarto, y cuando yo las visitaba, me acomodaban unos cojines en una pequeña estancia. Llevaba mi música a todos lados, y éste no era la excepción.

Comenzaba además con una nueva costumbre en mi vida: escuchar música antes de dormir. Creo que se debe en parte a que la hiperactividad que va desarrollando la mente adulta comienza a rebasar a la del cuerpo; quieres dormir pero el tren del pensamiento sigue su marcha.

Elegí entonces para esas noches la música de uno de mis juegos preferidos: Final Fantasy VI. La selección que venía en ese disco era suave y profunda, como el sueño reparador que es importante para el cuerpo y la mente.

La luz tenue de una lámpara ilumina la estancia mientras escucho estas canciones en un volumen casi imperceptible.

En el fondo de un sueño se encuentra un bosque en el que comienzo a guardar preciados tesoros.


You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.