Regreso del limbo

“There are many things that I would like to say to you, but I don’t know how”

El regreso no hubiera estado completo sin este día.

Estuvimos mucho tiempo en contacto por correo electrónico durante esos meses en el limbo. El faro que permanece sobre la orilla para mostrar el camino a casa me enviaba señales de que había alguien del otro lado. ¿Esperando? No lo sé.

Por un tiempo no fuimos más que amigos imaginarios, aunque si lo pensamos bien siempre fuimos otra cosa, y por el momento eso estaba bien.

Llevaba algunas semanas ya de vuelta, pero hasta entonces no habíamos acordado nada. Era como si continuásemos en planos distintos. Pero esos planos estaban por encontrarse.

Un día te pregunté si tenías planes para el sábado de esa semana. Dijiste que no. Te pregunté si podía pasar a tu casa por la tarde. Dijiste que si. De esa forma tan simple se dibujó el punto de encuentro de aquellas dimensiones paralelas.

No se me ocurrió algo mejor. Tal vez lo convencional hubiera sido ir a un café o a dar la vuelta. Quizás en el fondo sólo deseábamos retomar las cosas donde alguna vez se quedaron.

Llegué a tu casa y toqué la puerta. Como en aquellos días de la secundaria, platicamos unos minutos en el portón. Pero ese no era un día cualquiera, y me invitaste a pasar.

Nos sentamos en el comedor de tu casa y el tiempo se nos fue en ponernos al tanto. El barco regresaba a la orilla sin saber quien de los dos tenía más que contar.

Una lluvia intensa nos dio más tiempo de lo pensado, aunque aún así no hay instante que no termine, salvo el que se graba para siempre en la memoria, por lo que al entrar más la noche y ceder un poco la tormenta, nos despedimos y regresé a mi casa.

Fue a bordo de un taxi, viendo las gotas de lluvia resbalar por la ventana, que me puse a pensar en lo sucedido. En la radio sonaba esta canción.

¿Acaso había sido ese el día en que la caja misteriosa revelaría por fin sus secretos?
¿Cómo se supone que uno dice esas cosas?
¿Qué cosas?

Este día no fue,
pero estaba bien.
Estaba por fin de vuelta.
El día sería otro.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.