Retrato de juventud

“I’m the best damn thing that your eyes have ever seen”

Andrea es la hija mayor de la mayor de mis primas, quien tiene casi la edad de mi mamá. Esto la hace en parentezco mi sobrina y en edad más cercana a mí que a mí de mi prima.

Coincidimos en alguna reunión familiar hablando de música. La onda emo estaba a tope y a Andrea parecía gustarle. Yo me había quedado con los recuerdos de Avril Lavigne y la aventura emo de Blink 182 como Boxcar Racer hacía algunos años,cuando tenía la edad de ella. Probablemente me encontraba ya viviendo mis últimos años de adolescencia y ella apenas los comenzaba. No solo eso, mis intereses y preocupaciones ya eran otros, pero resultaba agradable coincidir en algo.

En aquel entonces el internet no era algo cotidiano como lo es hoy, por lo que estar al día con algunas cosas no era tan sencillo. Por aquellos días Andrea me contó que estaba pendiente del nuevo álbum de Avril Lavigne, le dije que en cuanto supiera algo se lo diría.

Tan pronto lo vi en internet lo descargué y se lo puse en una memoria. Esa semana la fui a visitar y lo escuchamos, traduciendo como podíamos algunas de sus canciones.

“The best damn thing” no sería relevante para mí, quizá porque ya estaba en otro momento, pero poder compartir este instante y la emoción de alguien que espera con ansias es invaluable. El retrato y espejo de cómo fuiste y cómo te sentiste alguna vez, un regalo de juventud eterna.

De las mejores cosas en la vida.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.