Asimilación

“This state is elevating, as the hurt turns into hating”

Siempre es difícil asimilar todo lo que nos pasa y transformarlo en algo positivo; es lo que hacen las personas funcionales.

Somos seres vivos y conscientes rodeados de sensaciones y emociones; esta condición de nuestra existencia nos lleva a sintetizar todos esos estímulos y exteriorizarlos de alguna forma. El problema es que si todo lo que nos rodea es negativo es probable que nuestra reacción al medio termine siendo igual.

Lo negativo también es parte de nuestras vidas, y parte del proceso de asimilación requiere estar en sintonía con las emociones, y la música tiene esa propiedad intrínseca de conectarnos con ellas.

Todo lo anterior es mi mejor esfuerzo de expresar racionalmente una condición más básica e irracional: la ira. Las cosas que nos pasan y la compañía de quienes nos rodean a veces no nos hacen sentir más que esto, no importa cuánta bondad haya en tí, hay momentos en que esta situación es difícil de contener y te desborda como lava de un volcán en erupción.

En ese momento mi cuerpo y mi mente reaccionaban a todo lo que me pasaba. Las voces y el estruendo de la música se conectaban con mis sentidos, asimilando todo lo que había en mi interior. No siempre es posible hacer algo con la ira resultante.

La ira radioactiva, como todo lo demás, puede permanecer por años en las personas. Sin ningún remedio de neutralización disponible, lo único que queda es esperar a que se disipe.

Vestigios vivientes de personas se han encontrado todavía con rastros de esta radiación aún cuando todo lo demás está ya en ruinas.


You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.