Las fotos más importantes

“Es por eso que debo decir que tú solo en mis fotos estás”

Entré a trabajar de medio tiempo en el área de sistemas de una fábrica poco antes de iniciar el verano. Las cosas en la escuela iban bastante bien, por lo que mi papá me planteó la posibilidad de tomar el empleo a la par de los estudios.

Si bien, tú y yo convivíamos bastante porque íbamos en la misma escuela, quizá esto complicaría un poco las cosas. Valía la pena intentarlo.

Por aquellos días comenzó a sonar esta canción que me dijiste que te gustaba. Un día de camino al trabajo la pude escuchar con la atención suficiente para ponerme a pensar un montón de cosas.

Quizás ahora nos parezca absurdo, pero antes las fotografías casuales no estaban tan al alcance como hoy, que es tan fácil capturar momentos irrelevantes o importantes por igual. Para entonces cuando mucho tendríamos unas tres o cuatro fotos juntos: las de aquel paseo del fin de año en el árbol de navidad del centro de la ciudad, cortesía de la cámara prestada de mi hermana; y otras que nos tomamos en la escuela un día que tu hermano dejó su cámara digital en tu casa.

Ya para este momento era un poco tonto pensar en la cantidad de fotos que tuviésemos, que tal vez no eran tantas como quisiéramos, pero no era relevante. Las fotos más importantes eran las que se imprimían en nuestros recuerdos, como la que veo hoy de este momento.

Al salir del trabajo te hablé por teléfono. Una lluvia considerable de media tarde retrataba aquel día de verano. Te pregunté si podía pasar a verte. Creo que en esos días no hacía falta ni la pregunta ni la respuesta. Llegué a tu casa hecho un fideo. Nos abrazamos y sonreímos.

*click* … [perfecto]


You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.