Semillas de Amistad

Creo que la amistad es una especie de semilla que sembramos, o que tenemos el potencial de hacerlo. Pero eso es sólo el principio. Tambien es algo que va creciendo y floreciendo si lo sabemos cultivar. Bla bla bla, todo esto ya lo sabemos y no soy la primer persona en hacer la analogía, sólo estoy abriendo el contexto.
Lo que me trae malviajando ahora es si todas esas semillas deben cultivarse. No que uno deba ser tacaño o que llanamente no se pueda. Seguro hay quien tiene capacidad para hacer amistades en donde sea. Mi punto es que desde cierta perspectiva, hay amistades que parece no tener punto cultivarlas. Sabes que la semilla está ahí, pero no puedes evitar hacerte la pregunta: ¿Para que? Y eso es todo un lío.
¿Es correcto cuestionar la amistad? Probablemente me esté metiendo en problemas por el simple hecho de hacer la pregunta. Seguro que hay cosas que no se le niegan a nadie, pero hay cosas que si no se piden explícitamente y sólo están flotando en el aire te hacer preguntar si realmente vale la pena el desgaste.
Una plática agradable en algún lugar lejano, experiencias únicas compartidas por las circunstancias, que se yo, momentos que inevitablemente te ponen cerca, no sólo físicamente, de otras personas, que si las cosas salen bien, son señal de que el terreno está listo para dejar caer una semilla. Pero ¿luego que? La geografía les traiciona, recordándoles que viven en lados opuestos del mundo y que las circunstancias no serán propicias en adelante para poder cultivar aquello que quieren sembrar.
A diferencia de un paisaje o un monumento histórico que se pueden conservar en una fotografía que después podrás mostrar a todos, no puedes capturar ese momento. Al menos no sin que te preguntes si realmente tiene sentido. Sabes que en cualquier momento puedes regresar a aquel sitio del paisaje o el monumento, pero algo faltará, algo que muy improbablemente vuelva a presentarse. El reparto de aquella escena no estará completo nunca jamás.
¿Que hacer entonces?
Nada. Llenas los espacios en donde van tus datos de contacto con vanalidades. Con la sinceridad mas dulce se guardan para si las frases “si algun dia” o “tal vez” y sólo se preocupan por disfrutar lo que quede del momento, haciendo como si se fueran a ver mañana, aunque saben que no será así; para al final sólo decir “me dio mucho gusto…” y marcharse sin voltear, lamentando de verdad que aquella semilla que te guardas en el bolsillo no puedas sembrarla en casa… o si?

No lo sé, por ahora será mejor cultivar las que ya tienes en casa, y guardar aquellas semillas como un dulce recuerdo.

You may also like...

3 Responses

  1. Pam says:

    Mmmmm que negativo el niño jajajaja… no t creas ehh ( no t vayas a enojar jajaja).

    Te dire que creo que si vez tan friamente las cosas encontraras aspectos tanto negativos como positivos de iniciar cualquier tipo de relación con alguna persona, por eso yo creo que en estos aspectos es mejor solamente sentir y dejar que las cosas fluyan, tal vez intentarlo y decir: no se pudo, en lugar de quedarte pensando "si yo hubiera"..

  2. El Azul says:

    Meh… No lo se. Conforme vas envejeciendo vas perdiendo esas ganas de intentarlo una y otra vez. Ya no aguantas el desgaste. Por eso digo que me quiero jubilar a los 30 ja ja ja!
    Es broma! Lo intentare las próximas veces, al menos de aquí a los 30 ja ja ja!

  3. Pam says:

    Jajajaja… siiii te entiendo, es como te decia el otro dia, conforme uno va envejeciendo se va volviendo más especial (llamemosle asi).. sin embargo creo que hay que intentarlo o ¿que planeas hacer ahora que cumplas 30 y te jubiles? ¿retirarte en medio de la nada a leer y ver la vida pasar?, suena interesante pero creo que son esas pequeñas aventuras y esas personas que conozcas a fondo o superficialmente lo que le dan ese sabor a la vida (claro, siempre hay sus excepciones)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.