Sofisticación

“Can I be your fantasy?”

El cambio fue inmediato y evidente. Apenas era mi primera semana en la agencia y ya tenía un proyecto asignado. El rumbo era elegante y sofisticado. Una voz en mi interior me daba la bienvenida con admiración, por el entorno desde luego: “Bienvenido a la liga Premier”.

Trataba de ocultar mi impresión mientras ingresaba en las oficinas corporativas de uno de nuestros clientes. Aún me preguntaba si yo podía ser parte de todo esto, al menos durante las reuniones semanales.

¿Y si esto es lo que me depara el futuro? ¿Podré acostumbrarme?. Quizás era una prueba de la supuesta personalidad camaleónica que han pensado que tengo. En honor a la verdad, me fue revelado que fui elegido para este proyecto por tener buena presentación y saber moverme en la Ciudad de México, de donde soy originario. Seguramente una razón en mucho más proporción que la otra.

De cualquier forma, si me hubieran dicho unas semanas atrás que pronto estaría caminando, bien vestido y arreglado, con portafolio y todo, en uno de los distritos corporativos más exclusivos del país, me hubiera reído.

Es una sensación hasta la fecha, recurrente. Sigo sin acostumbrarme, y seguiré. Estoy convencido de que este no es mi lugar. Sin embargo, estoy agradecido por las oportunidades y la confianza que otras personas han tenido en mí.

La mirada seductora de un futuro promisorio si hacía bien las cosas resultaba muy atractiva. Aunque no necesariamente fuese el más galán de los aspirantes.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.