Aprendiendo el juego

“Al gato y al ratón, jugabas con mi amor…”

Tarde o temprano hay que familiarizarse con las reglas de ese juego que todo el mundo quiere jugar.
Era una fiesta de la escuela y la maestra comenzaba a poner música para bailar. ¿Qué saben esas personitas del juego? Muy poco. A las niñas les gusta bailar y en las fiestas se baila. Poco a poco se iban formando las parejas. ¿Bailar? ¿Yo? ¿Niñas? Bueno, las niñas si, pero bailar no. Debe haber alguna otra forma. Solo una niña quedaba: Cynthia Mariana, la niña más bonita de la clase. Todo el mundo quería ver bailar al muñequito y a la muñequita del salón, y el ritmo no estaba fácil.

Y pues si, salió una especie de quebradita entre un niño nervioso y una niña tímida que debieron haber parecido mas bien un par de tiernos robots. Así son las cosas cuando no sabes lo que estás haciendo, aún.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.