Balada de un cometa

“…I wanted to get a view of the earth… it’s like I was asleep yet now I’m here”

Y así de pronto eras el centro de mi universo. Mi rutina, mis tiempos y mis espacios se definían en función de ti. Pensar que este era el siguiente paso, si quieres estar con alguien parecía lógico, mas nada lo es en esta etapa en que lo único brillante en tu horizonte es la persona con la que quieres estar.

Demostrar que vales la pena para ti y para alguien más es esencial; en ese orden. Si lo haces en el órden inverso puede perderse de vista algo importante: tú.

Y es que algo no cuadraba en una relación que parecía asimétrica, como si yo fuese sólo un asteroide junto a una estrella en torno a quien giran muchas cosas más. Sólo un punto parpadeando en un cielo estrellado.

Aún así, aquí estaba, esperando con ansia la hora de vernos; como el cometa que brilla más cuando se acerca al sol y se apaga cuando se aleja.

Alguien debería decirle a los cometas que esas relaciones no son recíprocas, y que usualmente terminan mal.

Quizá por eso sea mejor para algunos cometas salir disparados de su órbita hacia el espacio exterior, a desintegrarse lentamente en ciclos que no van a ningún lado.

Y quizás algunas personas deberíamos dejar de ser cometas.


You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.