Tardes y amigos de secundaria

“Si siembras amor, siempre…”

El álbum “Cuando los ángeles lloran” continuó conmigo al comenzar el segundo año de secundaria. Nos mudamos a casa de mi abuela paterna y muchas cosas cambiaron. Lo importante es que retomé la escuela con mucho más interés y mejores calificaciones. Mucho de ello se lo debo a los amigos con los que me junté: Miguel y Daniel. Los tres hacíamos un buen equipo y en general nos impulsábamos a hacer bien las tareas y buenos trabajos. Era un ejemplo de sana competencia del que me siento muy satisfecho y que me hace recordarles con buena estima.

Me ha costado trabajo elegir una canción para esta estampa, ya que recuerdo haber escuchado este cassette en varias ocasiones mientras hacíamos algún trabajo en el patio trasero de la casa de mi abuela. Esta canción gana por un margen pequeño pero importante: al ser una de las menos conocidas del álbum, guarda más intactos los recuerdos de aquellas tardes.

Miguel y Daniel, compañeros de equipo, tareas, juegos y una que otra aventura; nuestros caminos habrían de separarse al terminar la secundaria y encontrarse una que otra vez después. Las tareas quedaron atrás, pero el recuerdo de mis mejores compañeros de la secundaria siempre sonará para mí con estas canciones.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.