Buena calma

“I’m still in love with you boy…”

Es importante señalar que en medio del ajetreo y ritmo acelerados de cada día había algo bueno y relajante: tú.

Tu compañía entre clases o los fines de semana en que encontrábamos tiempo para tareas, películas o lo que fuese, era la calma que ponía orden a esos días acelerados.

Nunca te agradecí suficiente por todo lo que compartimos aquella época.

Ahora solo puedo escuchar esta canción y recordarte, como una isla paradisíaca en medio de mares tormentosos; isla que terminó sumergida precisamente por los mares que la rodeaban.


You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.