La hora subliminal

“Dame amor 10 veces…”

Dos descubrimientos muy inquietantes tuvieron lugar una noche de domingo. Como cualquier estudiante, me encontraba en mi cuarto haciendo las tareas que eran para el lunes y que no había terminado el fin de semana. Mi familia se encontraba en casa de mi abuela, así que me encontraba solo en casa.
Para concentrarme había puesto el cassette de “Sueños Líquidos” en mi grabadora, por lo que se escuchaba canción tras canción mientras me enfocaba en terminar. Unos segundos en silencio sucedieron después de ésta canción, cuando de pronto, se empezaron a escuchar unos sonidos muy extraños: Una breve tonada claramente grabada al revés. Nunca había escuchado uno de estos audios, y una noche solitaria en casa amplificó la experiencia.
Me desconcerté mucho y detuve la cinta. Estaba muy nervioso, así que encendí el radio para escuchar algo más familiar. En la estación que escuchaba estaban pasando uno de esos programas de entrevistas y temas diversos, poco interesantes para un chico que sólo quiere terminar su tarea. Cambié la estación para buscar algo más. En la siguiente estación se escuchaba el mismo programa. Y en la siguiente, y en la siguiente. ¿Qué estaba pasando? Pensé que mi radio se había descompuesto, así que encendí el radio que había en la sala para averiguarlo. Mi corazón se detuvo al escuchar el mismo programa que había escuchado en mi cuarto: un segmento sobre la santa inquisición.
No pude más y apagué todo. Esperé nervioso en la sala a que llegara mi familia. Tan pronto llegaron, le comenté a mi papá la situación, quien se rió con tranquilidad. Me explicó que todos los domingos por la noche, en todas las estaciones y en todo el país, se trasmite un programa llamado “La hora nacional”.

Mis noches de tareas siempre estuvieron marcadas por el episodio, y cada vez que escucho “La hora nacional” recuerdo aquellos sonidos. ¿Quieres escucharlos?

æ El audio está al final de la canción. En realidad debe ser una broma por parte del grupo. La letra al revés dice “Cada momento que te extraño mi amor siento que muero pues no tengo calor…”. Nunca falta quien quiera encontrar cosas oscuras, ni quien las quiera crear.

You may also like...

1 Response

  1. Eliza says:

    Que susto!!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.