Emociones acuáticas

“Tuya soy tuya no hay día…”

Llegó un momento en que mi papá decidió que debía realizar alguna actividad física fuera de la escuela para complementar mi desarrollo, por lo que me inscribieron en una alberca cercana y comencé a asistir todas las tardes del segundo año de secundaria.

Antes de mi clase, en el gimnasio que estaba junto a la alberca, daban clases de aerobics. Al parecer la entrenadora gustaba mucho de las canciones de Fey del disco “Tierna la noche” para sus sesiones, porque las escuché una y otra vez mientras esperaba la hora de entrar a nadar.

Ahora las escucho y respiro la humedad y el olor del cloro de la alberca. La anticipación del momento en que mi cuerpo entrará en contacto con la frescura del agua en una tarde calurosa retoza entre estas canciones y mis recuerdos.

æEn esa clase conocí a Cynthia, con quien pude haber tenido mi primer beso, si ella me hubiera gustado. Resultó ser compañera de la escuela de mi hermana, y en una ocasión en que fue con amigas y amigos a la casa, decidieron jugar a la botella. Yo iba llegando cuando se armaron las risas y el alboroto entre toda la chamacada. Me dijeron que tenía que participar para poder entrar a mi casa. Me negué una y otra vez, hasta que mi hermana me convenció con la indicación de que sólo tendría que jugar una ronda, que sería una sola vuelta a la suerte y que me dejaba pasar aunque no me tocara con nadie. No solo me tocó casi de inmediato, sino que además me tocó casualmente con Cynthia, quien estaba muerta de pena y roja como jitomate. Yo me paralicé del impacto. ¿Qué se supone que debía hacer? Ella era una de mis compañeras en la alberca y convivíamos mucho, pero no me gustaba. Ah, y por cierto: jamás había besado a ninguna chica en mi vida. La hice mucho de emoción y preferí no entrar a mi casa. Estuve dando vueltas por la colonia esperando hasta que por fin se fueron. Aún me pregunto si en realidad le debo algo a Cynthia.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.