Ratos de banqueta

“Y ahora estás aquí, queriendo ser feliz…”

Después de terminar los trabajos y tareas que hacíamos en casa de Daniel, salíamos un rato afuera de su casa, como adolescentes cualquiera. Escuché a Shakira por primera vez en uno de esos ratos mientras disfrutaba el momento de relajación que te da cuando terminas tus deberes y tienes tiempo de sobra, aunque sea para hacer nada. Había chavos y chavas en la calle jugando a esto y aquello en sus dinámicas juveniles. Para mí era suficiente sentarme en la banqueta y disfrutar de lo que quedaba del tiempo hasta que tuviera que ir a mi casa. Me llegó mucho esta canción por su ligero tinte reflexivo, que se ajusta perfectamente a lo que está pasando por la mente de un adolescente que está tratando de entender cómo funcionan las cosas.

Y tiempo hubo como para pasarlo tranquilo en aquella banqueta y más, como por ejemplo, para ir a casa de Maritza, que siempre me mandaba decir que a ver cuándo la iba a visitar. Lo que ella no sabía es que la simple idea de pararme frente a alguien a quien le gustaba era muy difícil de manejar. ¿Y si ella también me gustaba? Nunca lo sabremos.

You may also like...

1 Response

  1. Elizabeth Rodríguez Bonilla says:

    Gracias por estar por aquí de nuevo, extrañaba los relatos desenfadados pero llenos de sentido, de esos que justo, justo llegan a la mente cuando puedes tomarte el tiempo de sentarte en la banqueta tal vez como decía John Lennon a “mirar las ruedas girar”, ojalá lo hiciéramos más seguido…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.