Lecciones del sistema capitalista

“All I wanna do is *bang bang bang bang* and then *click* *ka-ching* and take your money”

Salí a buscar otras opciones de alojamiento. Seguía bastante consternado por saber cómo es que podían ofrecer opciones en tan malas condiciones. La respuesta está en que siempre va a haber quien las tome.

Pensaba esto una noche que salí a recorrer las calles del rumbo esperando encontrar algo mejor que lo que tenía. Entonces sonó esta canción en la estación de radio que estaba oyendo. En el coro de la canción parecía escuchar al arrendatario del edificio en el que vivía, y de quienes ofrecían otras opciones.

Y no es que en el fondo yo y otras personas seamos víctimas del sistema. Como he dicho antes, ni el sistema es tan malo ni las personas tan buenas.

Me sentí asqueado de todo, del lugar y de la gente con la que vivía y de pensar que era poco lo que podía hacer sin tener que sacrificar algo.

Pensé que entonces la clave está en la motivación que tengas de estar mejor. Y lo que quieras dar a cambio.

Quizás era momento de analizar los verdaderos motivos de lo que hacía en ese momento de mi vida, como rentar un departamento. Entre otras cosas.


You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.