Punto crítico

“I need a little room to breath ’cause I’m one step closer to the edge, and I’m about to… break!”

“Un evento de fusión en el núcleo ocurre cuando el calor generado por un reactor nuclear excede al calor removido por los sistemas de enfriamiento, al punto en que alguno de los elementos de combustible nuclear excede su punto de fusión”

Fueron varias las circunstancias que nos llevaron a este punto crítico en nuestra historia. Ojalá hubiese podido contenerlo, pero no sé si algunos días o semanas más hubieran causado diferencia alguna.

Me pregunto también si haber elegido ver la película “Búsqueda implacable” en el cine aquella tarde, o incluso si haber ido con mis amigos, Fausto en particular, fue determinante, y que si fuera posible cambiar alguno de estos factores, de igual forma se hubiese podido cambiar el resultado y evitar este episodio trágico.

Después del episodio con mi amiga Bety logramos establecer una tregua, toda vez que además había decidido irse a otro lado al día siguiente, no sé si como consecuencia de las conclusiones radioactivas de aquél día. Y sería una pena, porque entonces podríamos afirmar que ese día no sirvió absolutamente para nada bueno.

La tregua fue posible por considerar que después de tantas cosas y lo que significabas para mí y yo para tí en nuestras vidas no podíamos permitirnos terminar así; no necesariamente porque se hayan logrado acuerdos significativos.

En particular yo seguía cada vez más contrariado por los reclamos constantes de cosas que parecían haber quedado en el pasado. Cualquier esfuerzo o prueba de que ahora estaba enteramente dedicado a hacer que lo nuestro funcionara parecía no ser suficiente, y escuchar reclamos de forma recurrente como único medio de contención no era sustentable a largo plazo.

Pero había algo más que tampoco era sustentable, de esas cosas que no sabía si tú sabías que yo sabía, aunque el hecho de que simplemente pasaran resultaba algo no muy apropiado, por decir lo menos. Me refiero a las veces en que, estando yo en tu casa, en tu cuarto, te ibas por ahí a otro lado a hablar por teléfono. Alguna vez me dijiste que “el proceso” estaba siendo muy difícil para él y te sentías mal por como se estaban dando las cosas, y que acompañarlo era lo menos que podías hacer por él; mientras yo esperaba como un tonto viendo la tele en tu cuarto, pretendiendo que todo estaba bien.

Fue con este desgaste que llegamos al cine aquella tarde, a ver una película por demás estresante, en la que el protagonista lucha de forma implacable contra toda clase de adversidades para rescatar a su hija de una banda de traficantes de personas.

Mientras caminábamos al salir de la función comentaste que tenías frío, me quité mi chamarra y te la ofrecí con sinceridad. Tomaste aquél gesto con sarcasmo e hiciste el comentario de que “de cuándo acá resultaba yo tan gentil y caballeroso”, a lo que Fausto te hizo segunda y continuaron haciendo comentarios burlones al respecto.

Quizás en otro momento me hubiese reído también, porque tampoco es que yo fuese el más gentil de los caballeros, pero definitivamente aquél no fue un buen momento. Un destello incandescente me fulminó. Quisiera poder recordar las palabras que dije, pero me encontraba tan impactado que no lo consigo. En ese momento algo en el núcleo rebasó el punto crítico y comenzó la fusión. Lo mejor que pude hacer en vista del daño inminente para tí, para mí y para mis amigos, fue salir corriendo a toda velocidad, llevándome conmigo aquél núcleo fragmentado e inestable.

Hoy cargo conmigo todavía los restos incandescentes de aquello que se rompió y que a pesar del tiempo siguen encendidos y difíciles de manejar, causando estragos en mí con su toxicidad y quizás un daño irreparable.

Ya no digamos que el núcleo vuelva a funcionar, con poder disponer de estos residuos radioactivos adecuadamente y poder volver a estar en paz sería suficiente. Espero que con cada paso que he dado para alejarme esté cada vez más cerca de lograrlo.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.