Otras vidas

“…y por los espejos se me escapa el alma”

Las cosas comenzaban a cambiar nuevamente en nuestra dinámica familiar. Mi papá y mi mamá trabajaban todo el día, mi hermana iba a la escuela en la tarde y yo en la mañana. Cada quien vivía su vida en lo que parecían ser lineas distintas de tiempo. Nos veíamos sólo hasta el final del día, cuando nuestras jornadas ya habían finalizado y nos preparabamos para la siguiente. Los puntos de planos distintos coincidían en algún momento, aunque breve.

Mi mamá no era muy aficionada a las telenovelas, pero en aquel tiempo comenzó a ver una que se llamaba “La vida en el espejo”, y que tenía como tema principal esta canción. Las vidas enredadas de los personajes parecían reflejarse por momentos en nuestra realidad, aunque fuera de lugar y a veces sin cabida en ningún otro lado. Pero ésta era nuestra casa, el punto al que volvíamos siempre, sin importar lo difíciles que se pusieran las cosas, todavía.

Desde luego que mi hermana y yo no teníamos el alcance suficiente para analizar las cosas en ese momento, así que difícilmente podíamos ver más allá de nuestras propias vidas. Quizá de todo aquello lo que más quede en nuestras memorias sea la imagen de mi mamá en la sala viendo la telenovela y escuchando esta canción, mientras otras vidas se desdoblaban sobre las nuestras.

æ Una curiosidad que acompaña este momento en el tiempo es otra telenovela llamada “Tres veces Sofía”, que pasaba después de ésta y que a veces mi mamá veía también; y digo veía porque para cuando nos dábamos cuenta que ya había comenzado, mi mamá se encontraba dormida en el sofá. Mi hermana burlonamente le decía que veía “Tres veces dormía”.


You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.