Pausa futbolera

“I’m on tonight”

Cada cuatro años, una parte del mundo se detiene, ya sea por la justa deportiva, las rivalidades nacionales o por el espectáculo que en torno se genera. Me refiero a la copa mundial de fútbol.

Nos guste o no, es un espectáculo que termina coloreando buena parte de nuestro día a día, incluso literalmente gracias a la publicidad y mercadotecnia que lo acompaña,llenando también los espacios mediáticos con análisis deportivos y reportajes culturales. Desde luego que me venía bien la pausa de este verano, en parte por el remanente futbolero que a pesar de haber decidido desconectarme de esta pasión a veces mal correspondida, aún permanece; y en otra porque no tenía nada mejor que hacer, mas no significa que no tuviera nada qué hacer, es decir, mi trabajo temporal vendiendo membresías en mi trabajo no tan temporal en el supermercado. No había incentivos ni razones para esforzarse, entonces ¿por qué hacerlo?

Mientras cuestionaba estas cosas terminaron asignándome a un equipo con otros tres estudiantes como yo, quienes coincidentemente pensábamos lo mismo. Por supuesto que no tardamos en escaparnos de nuestras asignaciones para ver los partidos de las mañanas que ya comenzaban a jugarse.

Todos mis recuerdos futboleros de ese verano se guardaron en esta canción, que aunque no es de mi agrado, era la que acompañaba algunas transmisiones.

Algo hubo en aquel infame golpe de cabeza de Zinedine Zidane tras el insulto de Marco Materazzi que concluyó inapropiadamente su gran carrera, ejemplo de que cualquiera puede perder la cabeza; pero no todas las personas somos violentas. Habemos quienes solo la olvidamos junto a las llaves al salir de casa. Y no volvemos más.


You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.