¿Qué estoy haciendo?

“And so it is… I can’t take my mind off you”

Los fines de semana parecían un espacio interminable entre hacer algo con propósito un día y volver a tenerlo dos días después. Jugar videojuegos, caminar, escuchar música, ver películas; nada parecía suficiente para llenar ese hueco que no debía estar ahí, al menos no sin un propósito. A veces se sentía como echar monedas a un pozo sin fondo.

Pero algo tenía que hacer, ¿no?. Al menos hasta que fuera lunes de nuevo.

Comencé a ver las películas que tenían en casa. “Closer” era un título demasiado ambiguo como para sugerir algo; igual que la ambigüedad de esos días. Aquel sábado fue lo mejor que se me ocurrió hacer.

La historia me dejó confundido y triste.

¿Por qué alguien en una relación querría buscar algo más en otro lugar?. Puede que la pregunta parezca absurda, sobre todo porque probablemente haya tantas respuestas como personas, más no por eso deja de ser seria.

Bajo la superficie quizás la pregunta sea ¿Qué estoy haciendo?, pensando que no estoy actuando con sinceridad, hacia otras personas, pero más importante, hacia mí.

En el fondo la pregunta se muestra más dura y directa: ¿Por qué no estoy contigo?. Cualquier otra cosa alrededor serán evasivas para no responderla y peor aún, para no hacer nada al respecto.

Y a veces ahí es donde nos perdemos, en hacer cualquier otra cosa, pretendiendo que lo que queremos hacer no es posible. ¿O sí?

Desafortunadamente la neblina que nos impide ver la línea entre lo correcto y lo incorrecto no facilita las cosas, pero no lo sabremos si no lo intentamos. Eso dependerá de cada quien.

Habrá para quien solo haga falta enviar un mensaje.

“¿Te gustaría tomar un café?”

Y algo más para quien tenga que responder. Y todo lo que eso implique.


You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.