Complices y acompañantes

“Es por tí, que soy un duende complice del viento”

Recuerdos de chicle de frutas vienen a mi mente con esta canción. Compartimos años de escuela y aventuras de la infancia. Horas interminables de pláticas infantiles que poco a poco iban evolucionando, como cuando conversamos sobre el significado de esta canción. ¿Sobre qué se supone que era esta canción? ¿Qué quiere decir con que es un duende? Había muchas cosas que nos preguntábamos y que no tendríamos tiempo de encontrar su respuesta. Al menos no juntos.

Tampoco tuve tiempo de darme cuenta de que te gustaba, y de lo bonito que hubiera sido seguir creciendo contigo, querida Ivette.

You may also like...

1 Response

  1. Eliza says:

    Bellos momentos de infancia!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.